¿Es el modelo de Schillings el futuro de los servicios profesionales?


Written By :

Category :

Comunicación

Posted On :

Share Ths :

En septiembre del año pasado, varios medios se hacían eco del lanzamiento de una agencia de PR & Comunicación por parte del despacho de abogados Schillings, conocido por representar a celebridades como el ciclista Lance Armstrong, el futbolista Ryan Giggs, la escritora JK Rowling o la duquesa de Sussex en casos de gran repercusión, a menudo contra los medios de comunicación.

 

En enero de 2024, la agencia de PR denominada Schillings Communications empezaba a operar. Dos de los principales especialistas en comunicación del Reino Unido están al mando del proyecto:

 
  • Victoria O’Byrne, especialista en comunicación, que ha desarrollado su carrera principalmente en el sector público, para el Partido Laborista y el Ejecutivo Olímpico del Gobierno; también como secretaria de comunicación de los Duques de Cambridge.
  • George Pascoe-Watson. expresidente de Portland Communications, una empresa de relaciones públicas con 500 empleados y también fue redactor político del Sun.
 

Estos nombramientos dejan entrever las cualidades más relevantes de estos fichajes para este proyecto: la información y la influencia.

 

Durante estos meses, la nueva agencia ha seguido cerrando las contrataciones del equipo con tres profesionales de la comunicación corporativa y cuatro expertos en comunicación digital. Todos ellos con reconocidas trayectorias en comunicación y reputación: Alexander Shaw, ex director del departamento de asuntos internacionales de Edelman con más de 12 años de experiencia; Lauren Arthur-Davies, ex directora de Teneo; Jamie Fenton, ex socio de Portland y Olivia Murray, procedente de BP, entre otros.

 

Algunos aspectos relevantes:

 
  • Su estructura ya no es la de un despacho de abogados sino una «estructura empresarial alternativa». La Ley de Servicios Jurídicos de 2007 (Legal Services Act 2007) permite a los no abogados tener una participación financiera en bufetes de abogados. Esto significa que otras disciplinas pueden incorporarse a un despacho como Schillings.
  • La inversión que supone contratar a profesionales de la comunicación y reputación de reconocido prestigio y con seniority habla de la envergadura del proyecto.
  • También es llamativo que para unos abogados especializados en difamación donde los medios son el gran escollo puedan tener, a través de su propia agencia, una relación fluida con los mismos. Este despacho ha sido considerado «el azote de muchos redactores de Fleet Street” al centrarse en proteger la intimidad de celebrities, y en poner demandas por delitos contra el honor y difamación cuando esa intimidad se veía comprometida.
  • La gestión de la reputación es hoy más importante que nunca, sobre todo en el ámbito digital y redes sociales para hacer frente a la opinión pública ante las nuevas amenazas. De hecho, el equipo de Schillings ofrece Comunicación Digital principalmente.
  • La capacidad de reacción ante una crisis reputacional es clave para poder gestionarla a tiempo. De eso sabe bien este despacho que pone a disposición de clientes un teléfono de atención al cliente 24 horas, directamente en la web.
Schillings    

Nuevo modelo de negocio para servicios profesionales

 

Como comentaba en este artículo de El Confidencial, esto tiene sentido para un determinado perfil de clientes que se enfrentan a litigios complejos, a una situación de crisis y a casos de gran repercusión mediática: en esta coyuntura es cuando se necesita que la estrategia jurídica y de comunicación vayan de la mano. Pero algunos competidores estarán mirando atentamente cómo evoluciona este modelo de servicios multidisciplinar para ver si es rentable replicarlo. Hay, en general, mucho escepticismo en torno a que esta inversión en contratación de profesionales pueda dar réditos a corto plazo pero Schillings lleva años subcontratando el trabajo de comunicación a agencias de relaciones públicas, sabe exactamente cómo funciona y cuenta con la experiencia y el conocimiento para empezar a generar negocio.

 

Para el tipo de asuntos que lleva este despacho, tiene sentido que los clientes prefieran que abogados, profesionales de la comunicación y reputación, especialistas digitales estén en la misma organización, para ofrecer una estrategia coherente conjunta, en lugar de tener a sus abogados y a sus expertos en relaciones públicas en lugares diferentes dando mensajes diferentes.