Un enfoque estratégico para posicionarse en directorios jurídicos


Written By :

Category :

Directorios legales

Posted On :

Share Ths :

Los directorios jurídicos, esas publicaciones que clasifican con un ranking las diferentes prácticas de despachos de abogados por países, siguen teniendo un peso importante en la reputación de despachos, especialmente, si éste tiene actividad internacional o forma parte de una red de despachos. Hace unos años, bastaba con completar la “submission” (ese documento tedioso con datos de operaciones, el equipo y datos de contactos de clientes principalmente) y hacer la entrevista telefónica. Hoy, con el aumento de despachos interesados en formar parte de estos prestigiosos rankings y consolidar su presencia en los principales directorios, todos necesitan establecer una estrategia para asegurarse estar en el podio de este termómetro de reputación del sector jurídico. Un objetivo que, a veces, no se consigue. Hay una labor importante por parte de los responsables de coordinar este trabajo de gestionar la frustración de aquellos abogados que, después de cumplir con todos los pasos, no reciben ese esperado reconocimiento. En la mayoría de los casos, hay una explicación detrás: no se ha conseguido contactar con clientes suficientes para refrendar la calidad técnica del abogado o los casos que ha llevado no tienen suficiente envergadura – o al menos, no se ha sabido comunicar de la forma más efectiva -, por ejemplo. El papel del investigador Cuando trabajaba en Chambers, recuerdo estar sorprendida de la densidad de los documentos que recibía por parte de los bufetes (algunos de más de 50 páginas…). Pocos despachos son conscientes de que la persona que hace la investigación recibe una media de 100-150 “submissions” por área de práctica. Hay una necesidad clara, por tanto, de diferenciarse de los otros despachos a la hora de preparar este documento y optimizar los recursos que se invierten en este tema. Los investigadores, por regla general, no son abogados y hay que “traducirles” en algunas ocasiones la complejidad técnica de las operaciones. Objetividad en el posicionamiento No todos los despachos o determinadas áreas de práctica de despachos cuentan con los requisitos necesarios para ir subiendo peldaños en el podio de los mejores pero, de nuevo, los que nos dedicamos a coordinar esta labor necesitamos saber gestionar y analizar hasta dónde podemos aspirar cada año con cada área de práctica y cual es la mejor estrategia en cada caso. Me dejo muchos otros aspectos importantes a tener en cuenta pero es evidente a día de hoy que una buena estrategia se ha convertido en un paso esencial para optimizar los recursos destinados a directorios.